Terapia Infiltrativa local

La terapia infilitrativa local la aplicamos en las siguientes patologías del pie:

·       Espolón calcáneo.

·       Neuroma de Morton.

·       Fascitis plantar.

·       Bursitis aquílea y calcánea.

·       Tendinopatía  aquílea.

·       Síndrome del túnel del tarso.

En nuestra consulta acudimos a la terapia de infiltración local cuando los tratamientos paliativos, como el uso de calzado adecuado con plantillas ortopédicas y otro tipo de medidas,  no son suficientes para mitigar las dolencias propias de las inflamaciones en el talón y en la planta del pie.

La infiltración más común para las afecciones de los pies se hace con base en corticoides, un fármaco que actúa directamente en la estructura enferma. Este procedimiento se lleva a cabo con un protocolo de esterilidad que disminuya el riesgo de cualquier infección.

Por lo general, pocos minutos después de la infiltración el paciente puede irse caminando a su domicilio, pero debe tener precaución porque el uso de anestésicos locales disminuye el dolor y podría hacer que se lastime al no percibir dolencias en la zona infiltrada.

Recomendamos a nuestros pacientes la aplicación durante quince minutos de compresas frías en la zona infiltrada y una restricción de actividades físicas durante el día en el que se efectuó la infiltración, para un cuidado apropiado.

 

Contacte con nosotros

Aquí